por | Mar 20, 2017 | Espiritualidad

Hola

Hoy voy a compartir contigo un secreto que muy poca gente conoce, pues tiene que ver con mi lado espiritual que me guía en los momentos más difíciles. También te contaré que es lo que hago, cuando me siento confundida, angustiada o preocupada, para recibir una guía en el momento preciso.

Si leíste mi primer post “el viaje que cambió mi vida” y la página sobre mí donde cuento mi historia, sabrás que antes de que el coaching llegue a mi vida, pasé primero por la metafísica y me topé con  muchos mentores espirituales que me enseñaron a mirar el mundo de una manera distinta.

Mi lado espiritual

Sin importar la religión que practiques, yo creo que hay una fuerza espiritual que mueve al mundo a la que llamo universo o dios pero tú le puedes poner el nombre que prefieras. También, creo  que tenemos guías  y ángeles que nos acompañan día a día y si deseamos podemos recibir su ayuda mediante la oración, meditación, permaneciendo en silencio o contemplando la naturaleza.

Yo, aprendí a escuchar a mi sabiduría interior a través de la meditación hace muchos años. Si bien no he logrado tener una práctica constante, por el periodo que la he tenido, he podido escuchar mensajes precisos que guían mis pasos a seguir.

Por ejemplo, recuerdo como si fuera ayer el primer mensaje que escuché:

“Para servir mejor a los otros, tienes que servirte primero a ti mismo”.

En ese entonces, estaba empezando el programa de certificación para ser coach y había descubierto que mi propósito guarda relación con contribuir a crear mayor bienestar en la vida de las personas, sin embargo, sin querer, me estaba descuidando a mí misma, sacrificando lo que necesitaba por satisfacer a otros.

De hecho, mi especialidad como coach hoy, es guiar a mis coachees para que aprendan a reconocerse, amarse, valorarse, descubrir quiénes son y qué es lo realmente quieren,  para entablar relaciones interpersonales mucho más saludables que no impliquen de un sacrificio personal.

 

Un mensaje de amor para encontrar la fe en los momentos más difíciles

Esta vez, mirando que podía compartir contigo en este blog, descubrí que me sentía completamente bloqueada por la coyuntura actual de nuestro país. Los desastres naturales que vienen ocurriendo y el sufrimiento que traen no me permitían pensar en otra cosa.

Fue así, como decidí sentarme en meditación y pedir ayuda al universo y a mis guías espirituales para que me den una manito con lo que podía mostrarte hoy.

Inmediatamente después de respirar profundo unas 10 veces, empecé a sentir en mi cuerpo una vibración, una energía que me conectaba con el amor y la gratitud indicándome que iba por buen camino.

Unos segundos después, escuché una oración o mensaje guiado por lo que yo elijo creer que son mis guías espirituales, pero si tú no compartes estas creencias, puedes llamarlo también sabiduría interior. Lo importante no es el lugar de donde venga sino su contenido, pues  sirve para cualquier difultad que se pueda presentar en tu camino

 

El mensaje que recibí

 

 

Con dios me conecto, cuando el miedo o la ira me toman. Caos encuentro entre mis pasos y siento miedo en el corazón. Oro por recibir una guía,  oro por la verdad, oro por el espíritu en mi alma.

El temor no parará mis pasos cuando esté conectado con mi propósito. Oro por respeto, oro por amor, oro  por su presencia en mi camino. Sé que tengo la fuerza y el coraje que se necesitan, como Jesús tuvo en tiempos religiosos.

Cuando la paz está en mi corazón y dios está en mi alma, sé que puedo encontrar la manera de resurgir, renacer y despertar de las cenizas. Tengo el poder de la fe, tengo el poder de mi alma y tengo el poder del amor.

En este momento, le mostraré al mundo mi esencia.Puedo confiar en ti y tú en mí. Juntos podemos crear un lugar mejor para nuestros hijos, hermanos y hermanas; cada vez que el verdadero amor esté en nuestro corazón. Tenemos el poder de seguir adelante.

El amor cambia el camino, cambia a los seres humanos; cuando la verdad está en nuestro  corazón, la verdad de dios,  del espíritu, del amor.

La presencia de dios está en medio de todo, en medio de cualquier cosa. Nosotros, los seres humanos estamos aquí para algo. Tenemos una misión, tenemos que encontrarla, ahora más que nunca.

Es el momento, no lo desperdiciemos con dramas, peleas, odio, miedo. Podemos hacerlo, el país, la sociedad, el mundo puede hacerlo. Espero que encuentres paz en tu corazón y amor en tu alma.

Yo estaré contigo, a tu lado, a la vuelta de cada esquina. Si confías en mí, sí me escuchas, si te conectas conmigo, aprenderás que la confianza es la palabra del alma. La esperanza es la palabra de la fe, de las oportunidades, lecciones y crecimiento.

Sigue moviéndote, empieza el camino, inicia la revolución del amor.

Que tu corazón esté contigo y que tu alma te guíe

Puedes contar conmigo ahora y siempre.

 

Palabras en acción

Qué dios bendiga a ti y a los tuyos. Espero tu comentarios al final de la publicación, respondiendo las siguientes preguntas:

¿Has tenido alguna experiencia espiritual realizando meditación o alguna otra práctica?

¿Qué aprendiste en esa oportunidad?

Tus comentarios serán publicados. Si te interesa aprender más del tema ingresa aquí para publicar más información al respecto.

Hasta la próxima…y recuerda que el mundo necesita tu luz para brillar.

Importante: Tus comentarios son muy valiosos para mí, sin embargo te pido no compartir enlaces de otras páginas pues no puedo garantizar su contenido; por lo tanto serán eliminados.

Antes de irte aprovecha y regístrate en mi página web. Recibirás un acceso directo a mi guía 2 grandes pasos para sentirte más feliz”, un regalo especial para todos mis suscriptores. Además, podrás participar de sorteos y promociones que no compartiré en ningún otro lado.

Me siento feliz de tenerte en este espacio. Te agradezco el tiempo que le dedicas a este blog y sería genial que compartas estos mensajes con tus familiares y amigos para contribuir en  la vida de más personas.

Con amor

Pin It on Pinterest

Share This

Regala este mensaje a quien más lo necesite

Por favor, comparte esta publicación en tus redes sociales.