Algunas veces la vida es dura. Las cosas empiezan a salir mal y una serie de acontecimientos te hacen preguntarte. ¿Por qué a mí? Cuestionas si tienes la fortaleza suficiente como para seguir adelante, si tomaste la decisión correcta o no entiendes por qué demonios los otros no pueden comprender lo que te pasa. Por dentro, estás hecho un remolino de emociones que solo te provoca ignorarlas y pedirles por favor que dejen de molestarte un ratito ¿te suena familiar este escenario?

Te voy a contar un cuento que ilustra mágicamente lo que te propongo hoy:

Tú tienes la fortaleza para superar tus miedos y hacerte cargo de todo tipo de situaciones. Tú y solo tú eres el único responsable de tu felicidad y de cómo eliges vivir tu vida. 

Dentro de ti guardas una fortaleza que es fuente de poder

Ésta es la historia de una mujer que pasaba por una mala etapa en su vida. Su madre le daba “opiniones” que no tenía intención de escuchar, las discusiones con su pareja aumentaban cada vez más, perdió el entusiasmo en el trabajo y sus amigas no sabían cómo ayudarla. El temor a lo que podría perder provocaba que se mantenga callada y se queje de cosas que nadie entendía.

Hasta que la situación se puso insostenible cuando dejo de dormir por las noches. Una madrugada estando sola en casa, empezó a escuchar susurros. Ante el miedo, solo atinó a cubrirse con las sabanas y rezar para que amanezca.

La octava noche sin poder dormir, se dijo a sí misma ¡basta!  Decidió superar su miedo y fue a mirar lo que sucedía.

Al salir del cuarto, percibió que el sonido era el de una mujer que tarareaba una hermosa melodía . Recorriendo el pasillo se dio cuenta de que venía del depósito, lugar en el que guardaban antiguedades que alguna vez habían pertenecido a sus antepasados.

Cuando ingresó, tuvo la intuición que estaba a punto de develar un gran secreto. En el lugar había un imponente tocador con un espejo que de inmediato captó su atención y muy cerca un diario. Lo abrió y en la primera página encontró anotado lo siguiente:

“Este espejo tiene un poder especial, míralo y descubrirás su encanto”

Al ver su reflejo en el espejo, se conmovió profundamente. Las lágrimas no pararon de caer sobre su rostro. Allí estaba parada ella, una preciosa mujer que había descuidado por años, solo que esta vez lucía distinta, transmitía seguridad, confianza y mucha fortaleza; era una mujer libre y feliz.

Al volver a mirar el diario, encontró el siguiente mensaje:

“La melodía es la voz de la mujer que eres y que tapaste por temor a ser rechazada. La manera como venías tratándote, viviendo como si fueras la víctima de las circunstancias, te condenaba a una vida miserable.

Cuando obtuviste la fortaleza para superar el miedo a pesar de lo que podría pasar, cuando demostraste que estabas preparada para hacerte cargo de tu vida y ser la única responsable de su desenlace, decidió presentarse ante ti; pero ahí estuvo siempre, esperando que la dejes aparecer”.

Este cuento fantástico relata de cierta manera mi historia, quizá la tuya y la de muchas mujeres en mayor o menor grado. De hecho, en mi caso nunca existió un espejo, un depósito y quizás si una voz que no me dejó en paz hasta que decidí escucharla. Esta voz me llevó a emprender un camino de descubrimiento que me permitió conocer quién soy y que es lo que realmente quiero para mi vida.

 

 

Llevamos una mochila invisible en la espalda

A lo largo de nuestra vida, aprendimos muchas cosas de nuestros ancestros. De forma figurativa lo veo como si lleváramos una mochila invisible en la espalda llena de aprendizajes, experiencias y creencias sobre el mundo. Las mujeres, cargamos una historia pesada. Durante años no tuvimos el derecho a elegir, se nos castigó por nos nuestra intuición, magia, atrevimiento y se nos inculcó creencias que nos decían “cómo debía comportarse una dama” que se fueron transmitiendo de generación en generación. Aprendimos y Disney jugó un súper papel, que no podíamos ser felices sin encontrar al príncipe azul, aunque se destiña con la primera lavada.

Por eso, es tan importante saber que cargas en tu mochila, comprender donde aprendiste a ser quien eres hoy, de donde sacaste tus miedos y también tus ilusiones. Hacer una inspección, cual detective, para reconocer lo que no te sirve, como por ejemplo “el temor al que dirán”, “ pensar que no eres lo suficientemente buena” “ si comunicas lo que sientes no te van a querer” y hacer un espacio adentro para “Soy lo suficientemente fuerte y capaz”, “Me amo sobre todas las cosas”, “Me comunico libremente”.

Te aseguro que allí están las claves para develar tu fortaleza y dar espacio a esa majestuosa mujer capaz de sostenerse de pie, elegir lo que la hace feliz y ser la única responsable de su felicidad.

Ejercicio: Recupera tu fortaleza inspeccionando tu mochila

Comienza a inspeccionar tu mochila ahora.  Coge un papel, lapicero y responde las siguientes preguntas:

1) ¿Qué es lo que siempre escuchaba de mi mamá, papá, abuelos,colegio,religión? En realidad esta pregunta te la puedes hacer en muchos aspectos de tu vida. Si perteneciste a alguna organización o otra persona influyo en ti, como un tío, tía, nana, hazte la misma pregunta con ellos.

2) ¿De qué manera lo que escuchaba se ve reflejado en mi vida actual? Por ejemplo: A mí me dijeron que el mundo exterior era peligroso, cuando crecí me moría de miedo de andar aunque sea una cuadra sola porque sentía que algo malo me podía pasar. Me costó muchísimo desafiar ese aprendizaje porque por años creí que no era capaz de cuidar de mí y necesitaba a los otros para que me defiendan. Otras ideas que aprendí que también encontré en mi mochila son las siguientes: “Las mujeres tienen que estar siempre atentas y serviciales”, “Todo tiene que estar perfecto”, “Si no tienes familia e hijos estás serás infeliz” “Trabajar en exceso es sinónimo de éxito”, entre otras.

3) ¿Qué podrías hacer ahora mismo para empezar a sacar lo que aprendiste de tu mochila? Compromete a hacer una acción y hazla. Atrévete a hacer algo que nunca antes te hubieras creído capaz, sostén una conversación con alguien, rompe ciertas reglas, di que no. Por dios ¡se libre!

Escribe un nuevo capítulo

Hoy te invito a darle la vuelta a la página y dejar un comentario contándonos.

¿Cómo cambiaría tu vida si tuvieras la fortaleza interior para tomar todo tipo de decisiones a pesar de las circunstancias?

Cuéntanos también lo que encontraste al inspeccionar tu mochila. Tus comentarios serán publicados. Importante: Tus comentarios son muy valiosos para mí, sin embargo te pido no compartir enlaces de otras páginas pues no puedo garantizar su contenido; por lo tanto serán eliminados.

Eres un ser humano libre y tienes el derecho a elegir lo que es mejor para ti. Incluso puedes no estar de acuerdo conmigo y pensar que hablo tonterías. Te tengo una buena noticia, está bien ¡es tu vida y nadie tiene por qué decirte cómo vivirla!

Antes de irte, regístrate en esta página ahora. Recibirás gratis mi guía 2 grandes pasos para sentirte más feliz”, un regalo especial para todos mis suscriptores. Además, obtendrás información como esta directamente en tu correo y beneficios especiales para todos mis servicios de coaching.

Ayúdame compartiendo este mensaje en tus redes sociales, inspiremos a más personas a descubrir su fortaleza interior y ser más felices

Con amor

 

Pin It on Pinterest

Share This

Regala este mensaje a quien más lo necesite

Por favor, comparte esta publicación en tus redes sociales.